Pajeando a su mejor amigo XXX

Los chicos granjeros de Houston demuestran su amistad encerrándose en el establo y haciéndose unas ricas pajillas. Sí, lo que hacen estos traviesos es ponerse en cuatro y atarse el cuello con una soga como un caballo amarrado a un palo. Luego, el más ansioso comienza con el masaje de pija. Con una mano le toca la verga y, con la otra, le va acariciando el culito. De a poco, esa paja va tomando velocidad y tanta fuerza que hace que el vaquero se doble de satisfacción. Al final, tanta leche condensada explota en un gigante charco de blancura sobre el suelo.

Deja un comentario

RTA Restricted